Plantas Medicinales

por Violeta León

Para aprovechar las bondades de las plantas medicinales hay que servirse de sus principios activos, es decir, de aquellos componentes que tienen poderes curativos. No todas lo tienen en el mismo lugar, ni a todas se les extraen de la misma manera. Tampoco hay una única manera de consumirlas: con algunas puede hacerse como si fueran un alimento más; con otras, hay que tomarse un poco más de trabajo. Así, por ejemplo, para asimilar el licopeno contenido en el tomate no hace falta más que realizar una buena ensalada, y el organismo será capaz de apropiarse de este componente tan bueno para luchar contra el cáncer. Otros como el tomillo pueden usarse como aderezo. Por ejemplo, una ensalada puede convertirse en una saludable y nutritiva comida si se mezclan variedad de hojas con tomates, zanahorias, algún cereal y hasta flores de caléndula o pétalos de rosas.

  • Acelga: se puede hacer, con 25gr de hojas por litro de agua, una decocción para combatir las inflamaciones viscerales, estreñimiento y enfermedades del hígado. El zumo de las hojas se utiliza para curar el dolor de cabeza y la colitis. Las cenizas de la raíz con miel son buenas contra la calvicie.

  • Aguacate: es excelente vermífugo cuando macera las conchas de este fruto durante 12 horas. Para el cabello, frote directamente el aceite de sus semillas. También se emplea contra parásitos intestinales.
  •  Albahaca: a pesar de su popular uso en la cocina, esta planta tiene propiedades antiespasmódicas y jaquecas de origen nervioso. La decocción es recomendable para la secreción de leche en las mamás. Infusión de la Albahaca: hojas y flores secas por litro de agua. Decocción de la Albahaca: se prepara con un puño de hojas por litro de agua. Para enjuagues bucales se prepara con 2 puños de hojas. Dosis de la Albahaca: infusión, 2 a 3 tazas diarias. Decocción: 2 tazas al día.

Plantas Medicinales
  • Alcachofa: contribuye a regularizar el colesterol y la taza de urea. Es eficaz contra las diarreas, trastornos circulatorios e intoxicaciones. Pero no conviene tomar cuando las mujeres están amamantando, pues disminuye su leche. Infusión de la Alcachofa: 1 hoja por taza. Consejo Para el Uso de la Alcachofa: acostumbre cocinar las alcachofas con poca agua. Cómalas crudas en ensaladas; cuando estén tiernas, prepárelas al vapor o al horno. Dosis de la Alcachofa: dos tazas diarias.

  • Amapola: se emplea en los casos de insomnio, stress, nerviosismo y tos. Infusión de la Amapola: 20 gramos de pétalos por litro de agua. Se recomienda recoger los pétalos y dejarlos secar. Dosis de la Amapola: en caso de insomnio 1 vaso grande antes de acostarse. En los demás, 3 tazas al día.




Anuncio

Comentarios